viernes, 28 de septiembre de 2012

Mierda,yo también quiero ser feliz!

¿Para qué sufrir? ¿Para qué llorar? ¿Eso hará que solucione todo y caiga tu felicidad desde el cielo? No lo creo. Hoy estoy un poco más fuerte que ayer, me siento libre y me siento bien conmigo misma, hoy paró de llover,las nubes se fueron y el sol salió como muchos me avisaban. No vale la pena seguir llorando y sufriendo, si se terminó se terminó. Es así, hoy aprendí que es mejor recordar los buenos momentos, no hay que ver el pasado como algo oscuro y feo, para mí es mejor recordar y que al recordar salga una sonrisa en vez de una lágrima. Si se terminó vamos a llorar, seamos sinceros, vamos a estar tristes pero no aparece un arcoiris sin un poco de lluvia, la experiencia nos hace fuertes. Por eso te aconsejo: vive la vida feliz, ríe hasta que te duela la panza, y no sobrevivas en el pasado, recuerda los buenos momentos ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario