jueves, 8 de agosto de 2013

''Just Teen's feelings''

Capítulo 38

-Jason pásame el paño por favor.
-Toma, ¿oye tu qué preferirías un osito panda o una foquita bebé?
-Pues un panda, sin duda.
-Vale, gracias.
-Pero, ¿para qué quieres saberlo? ¿Te ha dicho algo Alex? ¿Me va a regalar un peluche?
-No, es que dentro de una semana hago un mes con Emma y no sé que regalarle.
-¡Qué mono! Pero seguro que a Emma le gustaría más la foquita.
-¿Estás segura?
-Sí lo estoy.

Kate mira a Emma caminar de un lado a otro de la habitación, de vez en cuando le roba una patata frita a Iris pero la mayoría del tiempo se pasa viendo la ropa de Emma volar por encima de su cabeza.

-Ese te queda bien.
-Eso me has dicho de los últimos siete que me he probado, necesito uno que haga que digas “¡madre mía, es ese!”.
-Vale, mira a mí me gustó el blanco.
-Y a mí el rosa palo. Es bastante bonito.
-Vale, entonces me pondré el… es que no sé. Mejor será que le diga que no puedo ir.
-No, tienes que ir, una invitación así no se puede despreciar.
-Ya pero es que solo vamos unos cuantos del club de música, bueno Chad viene pero porque se va a encargar de los arreglos de sonido y eso… Pero por ejemplo el que viene es Collin y no Spencer.
-Pero es que la profesora no se podía llevar a todos, mira, ponte el blanco, con la chaqueta vaquera y las cuñas esas de ahí, si y después yo te hago una trenza de raíz al lado y vas monísima de la muerte. Venga pruébatelo, quiero verte y date prisa. Una cosa ¿quién te lleva hasta el instituto?
-Pues Jason se ofreció a llevarme, pero no puede, me llamó antes por lo que se ve tiene visita así que Collin quedó en llevarme.

Chad le da un último beso a Jessie y se marcha a casa, camina decidido pensando en que tiene que prepararse para ir a la fiesta del club de música.

Todavía le quedan un par de calles antes de llegar a casa pero decide pararse en una floristería y comprar un par de rosas, una para su abuela y otra para su madre, hoy es el cumpleaños de ambas y bastante tenía con no quedarse a la comida familiar. Pero tenía que ir, era la primera vez que contaban con él y no podía fallarles, además estaría con Emma, Collin y algunos más del club.

-Mamá, ya llegué, mira lo que os traje.
-Mi niño precioso, no te hubieras molestado, son preciosas gracias.
-No es nada.

Dos horas después…

-Emma, por aquí, toma, tú te encargas de las canciones. Llama a Collin y vete ensayando con él. Recuérdale lo de su canción.
-¿Él canta?
-Sí y bastante bien, venga date prisa.
-Ya voy.

Mientras tanto Chad empieza con su trabajo y en otra parte de la ciudad Jason lleva a Rebecca a casa de Kate.

-¿Entonces te quedas aquí a dormir?
-Sí.
-Bueno, pues ya estamos aquí.
-Adiós y no te preocupes ella solo tiene ojos para ti.

Jason se ríe, esas palabras le alivian y bastante, aunque confía en Emma tiene miedo de que todo se acabe. Rebecca sube las escaleras y se encuentra a Kate comiendo una magdalena de canela y a Iris al teléfono, ésta se mete en el baño de la habitación de Kate.

-Cariño, te he dicho que no puedo hablar.
-Pero es que necesito que me digas el color del traje para buscar la corbata a juego.
-Ya te dije que de que lo sepa te o digo pesado, venga.
-No me cuelgues, vamos un rato más.
-Josh, llevamos una hora y media hablando, ¿te parece poco?
-Es que me aburro mucho en casa solo, ¿quieres quedar?
-Es que estoy con las chicas y ya habíamos quedado. Pero si puedo después me paso a verte vale precioso mío.
-Iris.
-Sí.
-No nada.
-¡¿Qué?!
-No te estoy diciendo que me aburro como una ostra.
-Venga ya, adiós. Ya nos veremos.
-Te quiero.
-Y yo.
-Gracias.
-¿Por qué?
-Por nada.
-Josh, no hay quien te entienda, bueno sí yo y creo que ya estoy perdiendo ese don.
-Ja, ja, ja. Nos vemos churri.
-Adiós.

Iris sale del baño y se encuentra las demás muertas de risa encima de la cama de Kate, están viendo los últimos vídeos que les ha enviado Chad para el blog. Son buenos.

Lejos de allí…

-It looks like if I was living a big nightmare. You let me fall down and now I’m not doing the same to you…


A parte de sus ojos color azul, el pelo castaño oscuro… tiene esa sonrisa que me hace soñar y después de oír esto sé lo que quiero...

Álvaro

No hay comentarios:

Publicar un comentario